Ushuaia 11 de agosto 2018.- “La venta de electrodomésticos copia el humor de la economía. Hay una sensación de cierta fragilidad, de pérdida de poder adquisitivo y temor de gastar excesivamente, falta de herramientas financiera para hacer compras que son muy onerosas y que antes se lograban por las cuota y hoy cuesta más”, le dice a Infobae Federico Hellemeyer, presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), la cámara empresaria sectorial que nuclea a las empresas que fabrican en Tierra del Fuego bajo el régimen de promoción.

– ¿En qué niveles está esa retracción?

Se dio en los comercios en el orden del 20% o 30%, dependiendo de la línea. Pero hay un efecto multiplicador, con una tasa de interés que hace que sea sofocante tener inventarios. Los minoristas empezaron a reducir sus inventarios. Venden menos y cuando se dan vuelta y nos piden a nosotros, las fábricas, compran menos también. Así termina habido una caída del sell in del orden 50%. Fue muy fuerte.

– ¿Ven que esa tendencia negativa se sostiene o mejora hacia fin de año?

– Hay pocas certezas, pero sí expectativas y esperanzas de que la situación pseudo recesiva –o recesiva en este momento–, se revierta hacia noviembre-diciembre. Lo necesitamos porque tenemos una capacidad instalada y planteles que no podemos reducir. Necesitamos producir un mayor volumen. Son expectativas, pero no hay señales muy claras de que se vayan a concretar en un pronóstico.

– ¿Cómo está la situación en Tierra del Fuego?

– La situación es difícil con un nivel de actividad bajo, dentro de un acuerdo de competitividad que firmamos el año pasado, en noviembre, con la provincia, la Nación y los gremios, UOM y Asimra. Se congelaron las paritarias por dos años y se mantienen los puestos de trabajo (hasta junio de 2020). La idea es ser competitivos y llegar a la gente con el precio más bajo posible, esa es la llave de la supervivencia del sector. En una coyuntura como la actual, hay preocupación por el escenario inflacionario, que en Tierra del Fuego impacta más. Hoy, con la caída del consumo del 50%, se hace muy difícil sostener el tema de los puestos de trabajo. Las empresas honran la garantía, será difícil sostener esto en el tiempo si no se revierte la tendencia de consumo.

– ¿Se podría dar una reconversión en cuanto a la producción en la isla?

– Es una charla constante. El régimen promocional de la provincia termina en 2023. Se habla todo el tiempo de diversificación de la matriz productiva de la provincia y del portafolio de la industria y del aprovechamiento de recursos naturales. Debiera ser un proceso lento hacia la diversificación a partir de la capacidad industrial instalada.Hay que aprovechar lo que hay y construir sobre lo que existe, si es competitivo, con mucha más razón.

– ¿Qué se podría producir?

– El primer componente importante, por el régimen, es que sean productos que no compitan con el continente. Las líneas tecnología tienen innovación todo el tiempo. Energías renovables, productos inteligentes, domótica, Internet de las cosas.

– ¿Qué piden para que esto pase?

– Un marco de certidumbre. Las inversiones y proyectos industriales necesitan un horizonte más extenso, más allá del vencimiento del régimen de promoción. En principio no pedimos nada, hicimos los deberes y buscamos demostrar músculo para reaccionar frente al pedido de lograr precios más competitivos. El contrapunto era más interesante antes de la devaluación, cuando la tendencia era nominal negativa. Pero hoy estamos conformes con la performance de los precios, a nivel local y también cuando nos comparamos con Brasil, Chile, EEUU, Colombia y otros mercados de la región. Cuando más fuerte seamos más argumentos vamos a tener para cuando haya que pedir algún tipo de certidumbre o medida especial.

En Tierra del Fuego, la principal producción pasa por celulares, aire acondicionados y televisores

En Tierra del Fuego, la principal producción pasa por celulares, aire acondicionados y televisores

– ¿Ya empezaron las negociaciones para la renovación del régimen de promoción?

– Es un tema de timing. Cuando más se acerca la fecha, más necesaria será la discusión. Hay muchos actores y otras industrias con promoción, también. Es un tema que van poniendo en la agenda distintos sectores. Nosotros ahora pensamos en ser más competitivos.

Fuente INFOBAE