Ushuaia 11 de marzo 2019.- En el programa ‘Voces de Malvinas’ que se emite por FM 1010 Onda Latina de Buenos Aires, el vicegobernador Juan Carlos Arcando habló sobre la causa Malvinas, el rol de los que combatieron en el conflicto bélico de 1982 y puso especial énfasis en la soberanía sobre la Antártida, “que está bajo el paraguas del Tratado Antártico”. En ese punto, refutó al diputado nacional Gastón Roma “de querer cerrar las bases antárticas” y recordó que pidió al presidente Mauricio Macri todo lo contrario; que “la Argentina debe dotar de más recursos a nuestros científicos para investigación”.

El vicegobernador de la Provincia, Juan Carlos Arcando fue entrevistado en FM 1010 Onda Latina de Buenos Aires en el programa ‘Voces de Malvinas’ que conduce Hugo Díaz, donde homenajeó a los caídos en Malvinas y a aquellos que participaron de la guerra por nuestro archipiélago y dijo que “son combatientes de Malvinas y no excombatientes ni veteranos de guerra, porque el combate sigue y ellos están siempre al pie del cañón malvinizando a la sociedad”.

 

Junto a distintos soldados que han participado del conflicto de 1982, el mandatario fueguino fue destacado por los presentes por sus acciones en pos de la causa Malvinas.

Arcando observó a los oyentes que “las Islas Malvinas, Georgias del Sur, las Sándwich del Sur, la Antártida y los espacios marítimos circundantes pertenecen a la Provincia de Tierra del Fuego”.

 

En lo personal, recordó que tomó la decisión de ingresar a la Armada a los 14 años y “cuando cumplí 15 – en 1977 – hice efectiva mi incorporación a la Armada Argentina” y que su primer destino después de un año en la Escuela fue el Aviso ARA Alférez Sobral, durante el episodio con Chile por las islas del Canal Beagle.

Arcando embarcó en 1982 en el Aviso ARA Comandante General Irigoyen, durante la Guerra de Malvinas y su primera incursión en el conflicto fue rescatar un helicóptero del destructor ARA Santísima Trinidad que se vino a pique en el Atlántico a más de 30 millas de las costas argentinas. Sobre el hundimiento del crucero ARA General Belgrano, sostuvo que “fue un crimen de guerra”.

 

“Las operaciones del aviso Irigoyen continuaron en el Atlántico Sur; los avisos ARA Alférez Sobral y Comodoro Somellera eran buques de la Armada que sirvieron como embarcaciones balizas para la Fuerza Aérea Argentina (FAA); de hecho el Sobral fue atacado cuando fue a rescatar a los pilotos del Canberra que se habían eyectado y quedó a la deriva”.

Después, “la tripulación del Irigoyen pasamos a depender de la FAA cuyo comando estaba en Río Gallegos también como buque baliza para los aviones que incursionaban en Malvinas. Cuando terminó el conflicto, quedamos navegando sin directivas hasta que llegó la orden de replegarnos a Ushuaia donde llegamos junto con el Rompehielos ARA Almirante Irizar, que estaba pintado de blanco con la Cruz Roja ya que era buque hospital, este amarró en el Muelle de Combustibles que es el mismo lugar donde zarpó por última vez el Belgrano y nosotros en el viejo muelle comercial de Ushuaia”.

 

“Tengo muchos amigos caídos en Malvinas incluido mi primo, Ramón Ángel Cabrera caído en el combate de Darwin, que más que primo fue mi hermano”. Aclaró que los tripulantes del la unidad -aviso Irigoyen- no fueron considerados combatientes de Malvinas por decisión de alto mando de la Armada.

 

La muerte de un héroe

Durante los combates de Darwin, Ramón Ángel Cabrera participa de un contraataque efectuado por su compañía del Regimiento 25 del Ejército Argentino. La Sección que integraba se traba en duro combate con el enemigo durante media hora, tras lo cual, habiendo rechazado el Jefe de Sección –el entonces subteniente Gómez Centurión- la intimidación a rendirse que le hiciera un oficial británico, se reanuda el enfrentamiento.

Debido a la fuerte presión ejercida por el enemigo, debieron replegarse hasta sus posiciones originales, continuando las escaramuzas hasta las primeras horas de la noche.

 

En estas acciones ofrenda la vida heroicamente junto a los soldados José Honorio Ortega (único de Río Gallegos que falleciera en Malvinas), José Luís Allende; Ricardo Andrés Austin; el cabo Héctor Rubén Oviedo y el sargento Sergio Ismael García. Eran las 11:30 de ese 28 de mayo y sus cuerpos quedaron inertes mirando al cielo.

Ramón Ángel Cabrera tenía 18 años cuando murió. Nacido en San Agustín, Provincia de Córdoba, era el sexto hijo de la familia Cabrera. Siendo Soldado Conscripto, cumplió su servicio militar en el Chubut. “Sencillo y buen compañero” lo definen quienes lo conocieron.

 

Escribió desde las Islas: “Cuéntenme cómo anda el pueblo, si hay algo nuevo, si alguien se acuerda de mí. (..) Ésto ha sido corto para que sepan que estoy bien. Me despido cariñosamente. Dios los proteja y les de fuerza para seguir trabajando”.

Murió en la batalla de Darwin-Ganso Verde peleando con los comandos ingleses que intentaban tomar ese sector. Descansa para siempre en el cementerio de Darwin. Un monumento lo recuerda desde 2001 en una plazoleta de su pueblo San Agustín. “Para nosotros sigue vivo en nuestros corazones”, señala emocionada su hermana Lidia. Reconocido con la Medalla “La Nación Argentina al muerto en combate”. Fue declarado “Héroe Nacional” por la Ley 24.950.

 

Ley Malvinas

En un tramo de la entrevista, emitieron la jura como Vicegobernador cuando Arcando lo hizo por la memoria de los caídos y héroes de Malvinas. Arcando hizo un repaso de la defensa de la causa Malvinas desde que finalizó el conflicto y desde su banca de concejal de Ushuaia, como responsable de la ANSES, como Legislador provincial y como actual Vicegobernador.

Asimismo, enumeró todas las acciones que viene llevando en distintas provincias y la Capital Federal en relación a la malvinización y sus encuentros con distintos centros de combatientes de Malvinas del país.

 

Sobre la presentación de la Ley Malvinas, el Vicegobernador fueguino resaltó que “tiene suma importancia porque de aprobarse, cualquier tratado internacional con relación a Malvinas y el Atlántico Sur tendrá que pasar por el Congreso nacional; además, Tierra del Fuego logró tener voz en la Cancillería, donde tenemos nuestro representante, el Dr. Jorge Argüello, para defenderla”.

Sobre el acuerdo Foradori – Duncan, Arcando dijo “nos vendían como un comunicado de prensa y era un verdadero tratado con consecuencias jurídicas que va en contra de los intereses argentinos y fueguinos”.

 

Advirtió además que “tenemos que tener los ojos bien abiertos por la Antártida que está bajo el paraguas del Tratado Antártico, me duele que el diputado (Gastón) Roma haya planteado el cierre de bases antárticas, por eso le solicité  personalmente al presidente (Mauricio) Macri que no cierre de bases antárticas y que todo lo contrario, que debe darles más recursos a nuestros científicos para el trabajo de investigación que llevan adelante y que son en beneficio de toda la humanidad y a las Fuerzas Armadas, que mantienen las bases”.

Observó además que “somos la única provincia bicontinental de la Argentina, tenemos que luchar para ejercer la plena soberanía nacional y la jurisdicción provincial sobre el continente blanco también, cada base que se cierre es un pedazo de soberanía que perdemos como argentinos”.

 

“Soy el Vicegobernador de Malvinas, soy el Vicegobernador de los archipiélagos del Atlántico Sur -Islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur-, soy el Vicegobernador de la Isla de los Estados y por lo tanto mi principal obligación como representante de los fueguinos y como patriota, es defender estos territorios provinciales”, destacó.

Arcando compartió el programa de radio con los combatientes de Malvinas, Jorge Reyes, Roberto Núñez y Tony Encinas.