Ushuaia 18 de febrero 2019.- El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte comenzará a juzgar la conducta penal de un hombre imputado de haber cometido el delito de abuso sexual gravemente ultrajante en un número indeterminado de veces doblemente agravado por ser el imputado guardador de la víctima y por haber sido cometido contra una menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente.

 

El hombre identificado con las iniciales de su nombre “C. G., E. R.” está imputado de haber abusado de su hijastra en un número indeterminado de veces, mediante el empleo de amenazas e intimidaciones, aprovechándose de su condición de tutor o guardador y valiéndose de la relación de convivencia preexistente. Los hechos habrían tenido lugar en un primer momento cuando la víctima era menor de edad y se extendieron hasta después de cumplida la mayoría de edad.

Dichos abusos comenzaron cuando el imputado convivía con el grupo familiar conformado por su ex mujer, quien era su pareja en ese momento y sus otros hijos menores cuando poseía entre tres (3) y trece (13) años de edad.

 

Para la Fiscal Verónica Marchisio –según el requerimiento de elevación a juicio- el acusado deberá responder por “los hechos cometidos durante el lapso temporal comprendido entre fines del año 2001 y mediados del año 2003 encuentran adecuación típica dentro de las previsiones del art. 119 2º párrafo en función del 4º párrafo incs. “b” y “f” del Código Penal de la Nación -Abuso sexual gravemente ultrajante en un número indeterminado de veces doblemente agravado por ser el imputado guardador de la víctima y por haber sido cometido contra una menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente-, cometido en perjuicio de su hijastra, cuando la víctima tenía entre trece (13) y quince (15) años de edad”.

En tanto, que “los sucesos cometidos por el imputado durante el periodo comprendido entre el año 2003 y 2006 se adecúan en los términos del art. 119 3º párrafo en función del 4º párrafo incs. “b” y “f” del Código Penal de la Nación -Abuso sexual con acceso carnal en un número indeterminado de veces doblemente agravado por ser el imputado guardador de la víctima y por haber sido cometido contra una menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente-, cuando la víctima tenía entre quince (15) y dieciocho (18) años de edad”.

 

Por último, describe la Fiscal, por “los sucesos perpetrados durante el lapso temporal circunscripto entre los años 2006 y 2010, encuentran adecuación típica dentro de las previsiones del art. 119 3º párrafo del Código Penal de la Nación -Abuso sexual con acceso carnal-, cometido en perjuicio de su hijastra, desde que la víctima alcanzó la mayoría de edad y hasta que cesó la convivencia con el acusado”.

Está previsto que durante el juicio que será restringido al público sean convocados a testimoniar 10 personas. La defensa del imputado será ejercida por el Defensor Público, Doctor Mariano Sardi.

El Tribunal será presidido por el Doctor Juan José Varela, con las vocalías de los Doctores Daniel Ernesto Borrone y Eduardo López.